Universidad Nacional

Autónoma de México

 

Salón Juárez, Tlatelolco
10 de agosto de 2018


CEREMONIA DE BIENVENIDA A LOS ESTUDIANTES: CICLO ESCOLAR 2018 – 2019


Jóvenes Universitarios:


Estamos aquí reunidos autoridades, profesores, investigadores, y representantes de los trabajadores académicos y administrativos, para darles a ustedes la más cordial bienvenida a este ciclo escolar 2018-2019.

Ingresan ustedes a la Universidad Nacional Autónoma de México.


Se incorporan a una de las más grandes universidades del mundo, a la más importante de habla hispana y a la de mayor significación para el país.


Ingresan a la UNAM con sus cuatrocientos sesenta y siete años de historia y tradición y ciento dieciocho años de ser la Universidad de la Nación:


Ingresan a la Universidad Nacional Autónoma de México.


Es la Universidad Nacional
porque está en todas las entidades federativas del país, porque tenemos presencia física en cuatro continentes, porque los saberes de nuestros académicos llevan el nombre de México a todos los rincones del mundo y porque nuestros egresados han construido, con esfuerzo y dedicación, esta gran nación.

Somos también, desde hace casi noventa años, autónomos.
 

Y al ser autónomos tenemos la capacidad para determinar nuestros fines y definir los medios para conseguirlos; de autorregularnos y autogobernarnos; de definir nuestros planes de estudio y métodos de ingreso y de administrarnos conforme a las necesidades que nosotros mismos nos imponemos.

Sin embargo, nuestra libertad, no puede estar ajena al entorno en que nos desarrollamos.

Ejercemos nuestra autonomía para hacer una reflexión permanente de nuestras tareas y para contribuir, con nuestros conocimientos, a atenuar las asimetrías y profundas desigualdades de nuestra nación.

Por todo ello la Universidad es Nacional, es Autónoma y es de México y para México.

Ingresan hoy ustedes a esta magnífica Institución que los marcará para siempre; aquella que les hará el corazón azul y la piel dorada.
A esta Universidad que los hará únicos y distinguibles toda la vida.

Esta generación que ustedes representan ingresa a cincuentaaños del movimiento estudiantil que en 1968 cambió el rumbo del país y propulsó los valores de respeto, igualdad y democracia de los que hoy disfrutamos.

Son también la generación que llega a la UNAM tras el ejercicio democrático más grande e importante que haya vivido México en su historia.

Con su ingreso la Universidad se renueva.

Ustedes representan nuestra revitalización y continuidad.

Hoy más de treinta y cuatro mil estudiantes se incorporan a los distintos planteles de los dos subsistemas del bachillerato entre casi doscientos mil que aspiraron a ingresar y cuya primera opción fue nuestra casa de estudios. 

Y hoy también están aquí quienes representan a los casi cuarenta y ocho mil estudiantes que comienzan su formación profesional en alguna de las ciento veintidós licenciaturas que la Universidad ofrece y que fueron seleccionados entre los doscientos ochenta mil que aspiraban a la UNAM.

Todas y todos han ingresado a la UNAM gracias a su empeño y dedicación.

Se lo han ganado a pulso.

Nuestras cifras son máximos históricos: lo son en aspirantes a ingresar, en alumnos admitidos y en el número de carreras ofertadas.

Este año, la Universidad ha vuelto hacer un gran esfuerzo adicional.

Conscientes del papel que juega la UNAM en el país, este año, nuestra matrícula vuelve a crecer en casi un 2%. Con ello, el primer ingreso en licenciatura a la UNAM ha crecido, en estos dos años, casi un 6%.

El compromiso de nuestra Universidad con las necesidades de educación superior del país no es algo nuevo.

En los últimos diez años, nuestro crecimiento es casi de diez mil estudiantes de primer ingreso en el nivel de estudios profesionales.

Solo para ponerlo en contexto; esta cifra representa una matrícula total parecida a la de algunas Universidades Autónomas Estatales.

Mi reconocimiento a las Directoras y Directores de las Escuelas y Facultades, y a sus Consejos Técnicos por este esfuerzo sostenido.

Año con año recibimos con gran entusiasmo a decenas de miles de nuevos talentos jóvenes que habrán de cambiar al país y que harán de nuestro México una mejor nación.

Por supuesto que nos gustaría recibir a un mayor número de estudiantes. Pero los límites están impuestos por la capacidad de enseñar de acuerdo a nuestra normatividad, planes de estudio e instalaciones.

Este año recibimos también al estudiante más joven en la historia de nuestra Universidad quien se hizo acreedor a ello por sus conocimientos y en estricto apego a la reglamentación Universitaria.

Le damos también la bienvenida a los más de ochocientos estudiantes que cursarán un ciclo académico en la UNAM provenientes de otras instituciones de educación superior.

Entre ellos se encuentran más de trescientos que cursan sus estudios en cuarenta y tres universidades de la República y quinientos diez más que lo hacen en otras Universidades de treinta y dos países en cuatro continentes.

Es un privilegio para nosotros el recibirlos y para ustedes el haber ingresado a esta casa de estudios.

Hagan consciente lo que su ingreso significa y esfuércense aún más para responder a las expectativas que sus familiares, la Universidad, y la nación tienen puestas en ustedes.

Ingresan a un nivel de estudios que presentará mayores dificultades que el inmediato anterior. Así, necesariamente es la progresión en los estudios.

Dedíquense con entusiasmo a sus estudios desde el primer día.

Supérense cotidianamente. Encuentren un reto en cada dificultad o escollo que se les presente; superar dificultades representa una gran satisfacción.

Durante su aprendizaje, hagan uso de sus mejores habilidades críticas y analíticas. Siéntanse siempre libres de exponer sus opiniones y respeten la opinión y preferencias de los demás.

Traten a sus profesores y a nuestros trabajadores con cordialidad y respeto.

Todos estamos aquí para apoyarlos, guiarlos y enriquecer su experiencia.

Estoy seguro que juntos lo haremos muy bien. 

No dejen de explorar la enorme oferta cultural que la Universidad tiene para ustedes.

Todo lo que su Universidad ofrece está a su disposición, desde intercambios, conferencias, museos, música, danza, teatro o cine, existen para su mejor desarrollo personal.

Por supuesto, utilicen las instalaciones deportivas, practiquen los deportes que más les llamen atención, la variedad de ellos es muy amplia y de gran calidad.

Encuentren entre sus compañeros con quienes compartan afinidades y entablen con ellos amistades y afectos duraderos.

Pero, sobre todas las cosas, disfruten estos años que vendrán. Serán los mejores de su vida.

Sepan que la UNAM es, desde hoy, de ustedes y para ustedes.

Sean muy bienvenidos a esta su casa, la Universidad Nacional Autónoma de México…

Que por mi raza hable el espíritu.

Muchas gracias. 

 

 

 

 


Hecho en México, Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), todos los derechos reservados 2015 - 2019. Esta página puede ser reproducida con fines no lucrativos, siempre y cuando no se mutile, se cite la fuente completa y su dirección electrónica. De otra forma, requiere permiso previo por escrito de la institución.Dirección General de Comunicación Social. Créditos.